domingo 24/1/21

Natural, variado, crudo y sencillo: descubre las bases de una nutrición energética y antiinflamatoria

La alimentación es un pilar fundamental de nuestra salud. Por eso, para arrancar este 2021 con la mejor de las energías, queremos compartir contigo las bases de una nutrición energética y antiinflamatoria. Suso Valcárcel y Flor Fernández

Descubre las bases de una nutrición energética y antiinflamatoria
Descubre las bases de una nutrición energética y antiinflamatoria

Te aseguramos que con integrar al menos una de estas cuatro leyes en tu alimentación, notarás un aumento exponencial de tu energía, tus digestiones serán mucho más livianas, tu microbiota se verá beneficiada, aumentará la capacidad de respuesta de tu sistema inmune y tu calidad de vida se verá beneficiada en todos los aspectos.

Por eso, en este artículo te queremos contar las bases nutricionales que aplicamos en nuestros acompañamientos, ya que entendemos que son los pilares de una nutrición sana, antiinflamatoria y energética.

Aquí van:

 

1ª LEY: NATURAL

Con este título, “natural”, nos referimos a que tu alimentación sea lo más natural posible, es decir, lo menos procesada posible. Y para conseguirlo, lo mejor es basar tus comidas en alimentos de origen vegetal.

Los vegetales (frutas y verduras) son vitales en nuestra dieta. Nos proporcionan un aporte de fitonutrientes, hidratos de carbono de liberación lenta, proteínas, grasas saludables, enzimas, vitaminas, minerales, etc., indispensables para nuestras células.

Las frutas son el alimento al que nuestro organismo está fisiológicamente adaptado: nuestra anatomía está totalmente diseñada para digerir, asimilar y aprovechar las frutas. Es el alimento del ser humano por excelencia.

Entre muchos de los beneficios que encontramos al incluir un porcentaje mayoritario de frutas y vegetales en nuestra dieta, podemos reseñar que nos ayudan a regular la tensión, el tránsito intestinal y el peso corporal; además, potencian el sistema inmune, tienen efecto diurético, disminuyen el colesterol “malo”, aportan fluidez a la sangre, y nos proporcionan saciedad y energía con pocas Kcal.

 

2ª LEY: VARIADO

Aquí, la idea es darle prioridad a la variedad. A nosotros nos gusta mucho esta frase del Dr. Karmelo Bizkarra, que define muy bien lo que queremos decirte: “come colores, llénate de vida”.

Cada alimento posee ingredientes específicos y únicos, y para mantener el equilibrio de nuestra microbiota necesitamos alimentarnos de la forma más variada posible. 

Los colores de los alimentos nos hablan de sus propiedades nutricionales. Usar una paleta cromática en nuestra dieta, o combinar frutas y vegetales de diferentes colores cada día, nos aportará prácticamente todos los nutrientes que necesitamos para tener una vida saludable.

 

3ª LEY: CRUDO

Se trata de incluir los alimentos integrales, tal y como la naturaleza nos lo brinda. Es decir, comer mayoritariamente aquellos alimentos que no precisen pasar por procesos de cocinado para ser consumidos.

Cuanto mayor exposición al calor, mayor pérdida de nutrientes, mayor desvitalización, mayor pérdida de sabor y menor salud en tu plato. 

El alimento crudo contiene aminoácidos, hidratos de carbono, ácidos grasos esenciales y no esenciales, enzimas, minerales, vitaminas, agua y un sinfín de oligoelementos que además de aportar a tus células la cantidad de nutrientes que necesitan, ayudan a que el organismo pueda metabolizar la comida cocinada, favoreciendo una digestión óptima.

El alimento crudo aporta saciedad, provocando una disminución de la cantidad de alimento cocinado que ingieres, lo que se traduce en una mayor calidad de vida. 

Si vas a consumir alimentos cocinados acompáñalos con una buena ensalada. 

 

4ª LEY: SENCILLO

Cuanto más sencilla tu comida, más ligera será tu digestión. Cuando hablamos de nuestro aparato digestivo, recuerda que menos es más.

Es de vital importancia no sobrecargar en exceso el aparato digestivo con combinaciones muy pesadas ni tratando de digerir varios tipos de alimentos en una sola ingesta.

Cuanto más liviano sea el trabajo al que sometemos a nuestro aparato digestivo, mayor energía disponible tendremos para otras funciones vitales como descansar, socializar, practicar ejercicio, disfrutar de nuestro entorno, vivir nuestras emociones, querernos.

Comer sano y natural

Estas cuatro leyes permiten que nos acerquemos a una alimentación sencilla, de baja carga digestiva, de alto valor nutricional y sobre todo, antiinflamatoria.

Es decir, al integrar estas cuatro leyes en tu alimentación, alejarás la inflamación crónica de bajo grado de tu vida, y con ella, se ahuyentará también la enfermedad.

Te compartimos un ejemplo de un día integrando estas cuatro leyes:

Desayuno: bowl de frutas frescas (por ejemplo, a base de piña y fresas).

Comida: ensalada de vegetales frescos (lechuga, tomate, aguacate y zanahoria) + quinoa integral con verduras a la plancha (calabacín y pimientos). Si eres omnívoro, podrías comer huevos cocidos o pescado en vez de quinoa, por ejemplo.

Cena: macedonia de frutas dulces (mango, pera y plátano); o ensalada (como la del mediodía o con otros ingredientes que te gusten); o una crema de verduras (calabaza y papas).

Para entre horas, podrías recurrir a las frutas o los frutos secos crudos.

Como ves, en este menú están las cuatro leyes contempladas: mucho porcentaje de alimento natural (solo hay dos platos con proceso de cocinado, y es hecho en casa), variado (puedes observar la variedad de colores: amarillo, rojo, verde, naranja, blanco… si incluyes arándanos o berenjenas, ya tendrías toda la gama de colores de los alimentos), crudo (la fruta sola, las ensaladas) y sencillo (los platos están compuestos de pocos ingredientes).

Integrar estas cuatro leyes permite disminuir la carga digestiva, reducir la inflamación sistémica, equilibrar nuestra microbiota y reforzar, entonces, nuestro sistema inmune, lo cual se traduce en una mayor calidad de vida en todos los aspectos de nuestra vida.

Te invitamos a comenzar este 2021 de manera diferente, prestando atención a todos los factores de salud e integrando estas prácticas leyes en tu alimentación. Estamos seguros que notarás muy rápidamente un aumento exponencial de tu energía vital, y podrás sentir los beneficios de vivir una vida plena, ligera y sana.

 

Suso Valcárcel y Flor Fernández

Coaches de salud integral, expertos en nutrición natural y consciente
Fundadores de Hygemon y del programa C.I.S.E.

www.hygemon.com

Natural, variado, crudo y sencillo: descubre las bases de una nutrición energética y...
Comentarios