miércoles 21/4/21

Dos canarios indemnizados por el Estado español

El Estado Español se ha visto obligado a indemnizar a dos canarios por su mala praxis hacia ellos. Aunque vivieron en siglos distintos, ambos sufrieron las iras del gobierno del momento que les tocó vivir, sin tener en cuenta en sus acciones el mínimo respeto a la legalidad vigente.

Poco a poco, el nombre de Secundino Delgado ha sido recordado en el callejero canario
Poco a poco, el nombre de Secundino Delgado ha sido recordado en el callejero canario

El primero de los canarios a los que el Estado indemnizó fue Secundino Delgado y el segundo Antonio Cubillo.

Secundino Delgado

(Secundino Delgado)

Secundino Delgado nació en Santa Cruz de Tenerife en el año 1867. Como muchos canarios de su época emigró a Cuba. Allí se relacionó con los independentistas cubanos y empezó a transmitir la idea de que Canarias, como Cuba, eran colonias de España que merecían ser libres.

Los militares españoles en la isla empiezan a verlo como un peligro por sus ideas y le achacaron, sin ningún tipo de pruebas, el haber participado en un atentado con explosivos en La Habana.

Tras la independencia de Cuba, regresa a Tenerife y sigue difundiendo sus teorías independentistas en los medios de comunicación. Para intentar acallarlo, el general Weyler ordena su detención el 2 de marzo de 1902 y se le traslada de forma urgente a la Cárcel Modelo de Madrid.

Allí estuvo preso casi un año sin ningún tipo de acusación o razonamiento que justificara su encarcelamiento.

Logró ser liberado gracias a que también tenía la nacionalidad cubana. En aquel tiempo, los intereses consulares cubanos los llevaba EEUU y ellos ejercieron presión ante Madrid para que o bien se le pusiera en libertad, o bien se le acusara de algo.

Una vez puesto en libertad, el Estado español tuvo que indemnizarlo con 12.500 pesetas como compensación por la ilegalidad cometida contra él. Secundino Delgado murió en el año 1912 como consecuencia de una enfermedad pulmonar que padecía y que se vio agravada por su estancia en prisión.

Antonio Cubillo, hospitalizado en Argelia tras el atentado

(Antonio Cubillo, hospitalizado en Argelia tras el atentado)

El otro canario que fue represaliado por el Estado Español de forma ilegal fue Antonio Cubillo Ferreira. Antonio Cubillo nació en La Laguna y empezó a ejercer como abogado laboralista en el año 1956, en pleno franquismo.

Defensor de la independencia de Canarias, al igual que Secundino Delgado, funda con otros compañeros varios movimientos que pretendían trabajar por conseguir la separación de Canarias de España. Cuando la policía empieza a realizar detenciones entre los independentistas, Cubillo marcha al exilio en el año 1960. Primero reside en París y luego se traslada a Argelia, donde intensifica su actividad política.

No será hasta el año 1964 cuando funda el MPAIAC e inicia la lucha armada contra los intereses españoles por medio de las denominadas Fuerzas Armadas Guanches. Desde Argelia emite entre 1975 y 1978 un programa de Radio llamado "La Voz de Canarias Libre" y consigue el apoyo de la Unión de Estados Africanos.

Ese apoyo le abrió las puertas de la ONU, la cual lo invita a participar en su comité de descolonización.

Para evitar que la ONU le sirviera de altavoz, el entonces ministro de la Gobernación Rodolfo Martín Villa, según dice la Audiencia Nacional en una sentencia de 1990, ordena su asesinato en Argelia.

Los planes del gobierno salen mal y Cubillo sobrevive al atentado, pero padeciendo duras secuelas que le obligaron a usar muletas el resto de su vida.

El Ministerio del Interior debió pagarle 150.253,03 euros. La indemnización vino motivada porque en el año 1990 se condenó a  José Luis Espinosa Pardo como autor material del atentado. En esa condena se daba por probado que personas no identificadas "pero sí pertenecientes a los servicios policiales" decidieron «descabezar» a la organización independentista MPAIAC haciendo desaparecer a su líder, Antonio Cubillo.

En base a ese razonamiento, la misma Audiencia Nacional impuso el pago de la indemnización al Estado español.

Esperemos que algún día la historia ponga nombre a esas personas no identificadas “pero si pertenecientes a los servicios policiales”.

 

Juan Carlos Saavedra

Escritor, investigador y divulgador de la cultura canaria

http://www.juancarlossaavedra.com

 

 

Dos canarios indemnizados por el Estado español
Comentarios