lunes 23/5/22

La conexión canaria de El Quijote y de Cervantes

Puede que te parezca increíble, pero existe. Es probable que muchos lectores ni siquiera supieran de esa conexión, pero si quieres descubrirla, Juan Carlos Saavedra revela el secreto en las siguientes líneas

Miguel de Cervantes
Miguel de Cervantes

Si empezamos este artículo comentando que El Quijote de Miguel de Cervantes está  reconocido como uno de los mejores libros de la historia universal, no estaremos aportando a los lectores nada nuevo. Como obra literaria ha sido traducida a 56 idiomas, por lo que gran parte de la humanidad puede acceder a su lectura en su lengua materna.

En El Quijote, su autor nos cuenta las aventuras y desventuras del hidalgo manchego don Alonso Quijano (o Quijana o Quesada o Quijada), gran aficionado a la lectura de libros de caballería. Tal es así que, influenciado por ese tipo de literatura, enloquece y decide convertirse en todo un caballero andante. Adopta el  nombre de don Quijote de la Mancha y, acompañado por un escudero llamado Sancho Panza, recorre La Mancha para deshacer entuertos, proteger a los débiles y ganarse el amor de Dulcinea, una labradora llamada Aldonza Lorenzo, que en su locura don Quijote tiene por una gran dama.

Uno de los pasajes más  conocidos de la obra es cuando se reúnen el cura, el barbero, la sobrina del protagonista y su ama de llaves. Su intención es revisar la biblioteca de don Alonso para seleccionar y quemar los libros que tanto mal le han hecho en su frágil mente.

Los personajes van revisando los volúmenes propiedad de don Quijote decidiendo cuál de ellos se debe conservar y cuáles deben ser pasto de las llamas, a pesar de que el ama está por quemar toda la biblioteca. Se va leyendo en voz alta los títulos y luego el grupo decide si se debe quemar la obra o por el contrario proceder a su conservación.

 "- Estos que se siguen son El Pastor de Iberia, Ninfas de Henares y Desengaños de celos.

 -Pues no hay más que hacer -dijo el cura-, sino entregarlos al brazo seglar del ama; y no se me pregunte el porqué, que sería nunca acabar."

Posiblemente primera novela escrita por un canario

Entre los libros mencionados seleccionados para su quema se encuentra, como ya se mencionó, la obra "Ninfas de Henares", escrita por  Bernardo González de Bobadilla, el cual puede ser considerado como el primer canario que escribió una novela.

Sobre él hay pocos datos y, si nos remitimos a la Academia de Historia, ésa es su única obra conocida, la cual se publicó en Alcalá de Henares en el año 1587 bajo el título  completo de "Ninfas y pastores de Henares".

Se sabe de su origen isleño porque él mismo manifestó ser natural de las Islas Canarias en el prólogo de su obra, no existiendo más datos sobre su biografía o fecha de su muerte.

Lo que sí se sabe, sin ninguna duda, es que su narrativa no gustaba en absoluto al gran Cervantes y que nunca sabremos si esa demoledora crítica influyó en su retirada del mundo de la literatura.

 

Juan Carlos Saavedra

Escritor, investigador y divulgador de la cultura canaria

www.juancarlossaavedra.com

La conexión canaria de El Quijote y de Cervantes
Comentarios