domingo 24/10/21

La laurisilva, agua milagrosa para los primeros canarios

El bosque de laurisilva “ayudó” a los primeros canarios a proveerse de agua potable con la cual poder soportar los diferentes asedios a los que fueron sometidos por los invasores europeos.

Hojas de mocán
Hojas de mocán

La laurisilva es un bosque “fosilizado” en nuestras islas que estaba bastante extendido por el planeta hace 20 millones de años y del cual forman parte diferentes árboles, como los brezos, los sauces, los mocanes, el viñátigo o la faya. Su nombre se debe a la forma de las hojas de alguno de ellos, igual a la que posee el laurel.

La laurisilva forma parte del monteverde

Las nubes que están en contacto con él, por encima de la cota de los 500 metros, condensan el agua que llevan en su interior y crean el fenómeno denominado “lluvia horizontal”. De esta forma el líquido elemento se va acumulando en forma de gotas que pueden ser recogidas en diferentes recipientes.

Doramas, cuando se encontraba refugiado en el interior de Gran Canaria, podía beber agua sin arriesgarse a acercarse a los cauces de los barrancos, donde quedaba a merced de las tropas conquistadoras.

El Garoé aparece en el escudo de El Hierro

(El Garoé aparece en el escudo de El Hierro)

Pero sin duda fue en la isla de El Hierro cuando esa peculiar forma de proveerse de agua se convirtió en historia y también en leyenda.

Los antiguos bimbaches, como eran conocidos los primeros pobladores herreños, contaron que ellos obtenían agua de un árbol sagrado al que llamaban Garoé.

De la veracidad de ese testimonio nos dan fe los textos dejados por los conquistadores de la isla, como es el caso de “Le Canarien”, libro escrito en el año 1494 por los normandos y que nos cuenta:

Y en las tierras más altas hay unos árboles que gotean continuamente agua buena y clara, que cae a unas fosas junto a ellos, la mejor agua para beber que se podría encontrar; y tiene tal propiedad que cuando se ha comido hasta la saciedad y se bebe de esa agua, antes de transcurrir una hora todos los alimentos han sido digeridos y se tiene tanto apetito como antes de haber bebido”.

El árbol estuvo en pie hasta el año 1610, fecha en que fue derribado por un huracán, incluso Abreu y Galindo nos describió en el año 1632 su situación exacta:

Este estaba en Tigulahe y era «vna cañada que va por un Valle arriva desde la mar â dar avn fronton de vn rísco».

Dicho lugar se ha convertido hoy en uno de los lugares más visitados de El Hierro, en las faldas del Macizo de Ajonce, en el interior de Valverde.

Una razón más para recuperar al máximo la extensión de laurisilva presente en Canarias, la cual sucumbió en una gran parte con la llegada de la caña de azúcar, al convertirse los árboles en combustible de los ingenios azucareros.

Para saber más sobre El Monte Verde y la laurisilva:

https://www.youtube.com/watch?v=OiO_WVeFWu4&t=31s

 

Juan Carlos Saavedra

Escritor, investigador y divulgador de la cultura canaria

http://www.juancarlossaavedra.com

La laurisilva, agua milagrosa para los primeros canarios
Comentarios