domingo 23/1/22

Tamarán, la isla que nunca existió

¿Cuál fue el primer nombre de la isla de Gran Canaria? ¿A ti también te han contado que fue Tamarán, "tierra de valientes"? Pues sigue leyendo, porque nuestro compañero Juan Carlos Saavedra te sorprenderá con una lección de historia canaria
El topónimo de Tamarán ha estado ampliamente difundido
El topónimo de Tamarán ha estado ampliamente difundido

Está muy extendido entre la población el considerar como nombre indígena de Gran Canaria el término Tamarán. Incluso dicho topónimo es traducido con cierto orgullo como "tierra de valientes". Como prueba de ello podemos mencionar la gran cantidad de productos, empresas y asociaciones que lucen con orgullo la denominación de Tamarán.

Sin embargo, en el mundo académico, este supuesto nombre indígena de nuestra isla está totalmente descartado, atribuyéndose el mismo a una manipulación realizada por Manuel de Osuna Saviñón, que inventó el término en el año 1844.

A partir de esa "licencia histórica", el nombre de Tamarán fue dado por válido y "copiado" en todos los estudios históricos escritos con fecha posterior a dicho año, no apareciendo en ningún texto anterior a esa fecha. La aceptación del mismo como cierto por historiadores de la talla de Agustín Millares Torres o Alfonso Bethencourt lo convirtió en un topónimo comúnmente aceptado, que incluso a día de hoy ha traspasado nuestras fronteras.

El error ya ha traspasado nuestras fronteras

Esta teoría, como digo, ampliamente aceptada entre los historiadores, nace de un trabajo sobre el tema publicado por Rubén Naranjo Rodríguez, doctor en Geografía e Historia. En él, su autor fundamenta que Gran Canaria nunca se llamó Tamarán, no dejando ninguna duda sobre ello en su argumentación.

La creación del nombre de Tamarán por Manuel de Osuna Saviñón no fue su única invención, también difundió el bulo de que en París  había leído unos manuscritos de un historiador llamado El Ibn- el- Qouthia donde se hablaba de contactos árabes con las Islas Canarias. Dichos textos nunca aparecieron, estando entre los que los buscaron el Doctor Gregorio Chil y Naranjo, fundador del Museo Canario y muy relacionado con los ambientes culturales franceses.

Rubén Naranjo aporta en su trabajo la posibilidad de que Osuna "se inspirara" para lanzar su "creación literaria" en un término que sí está documentado en Gran Canaria, el de “Tamarasaite”, del que derivaría el actual barrio de Tamaraceite. Este topónimo estaría relacionado con el gran número de palmeras que existían en dicho lugar.

Si damos por cierta la tesis de que nunca hubo una isla llamada Tamarán, nos surge la duda de conocer cuál sería el primer nombre que dieron los humanos a la actual isla de Gran Canaria.

La respuesta la podemos encontrar en las primeras referencias históricas a nuestra isla. En ellas la actual Gran Canaria aparece mencionada como "Canaria".

Hoy en día, aún se pueden encontrar en Internet referencias al nombre de Tamarán como ésta.

Aún se pueden encontrar en internet referencias al nombre de Tamaran como esta.

Juan Carlos Saavedra

Escritor y divulgador de la cultura canaria

www.juancarlossaavedra.com

Tamarán, la isla que nunca existió
Comentarios