sábado 25/9/21

Alquiler con opción a compra, una buena manera de invertir en tiempos de pandemia

Nuestra experta inmobiliaria Ada González nos proporciona en el siguiente artículo algunas formas de invertir sin descapitalizarse, una buena opción en la situación actual que vivimos debido a la crisis económica derivada del coronavirus

Alquiler con opción a compra
Alquiler con opción a compra, una buena manera de invertir en tiempos de pandemia

Esta semana se nos han dado dos casos dignos de mención porque coinciden en el mismo planteamiento a la hora de formalizar la compra de una vivienda. Hablamos de un perfil de cliente comprador con capacidad económica estable que no quiere descapitalizarse, pero sí invertir. Como ya hemos contado en artículos anteriores, se nos presenta una situación diferente por la contradicción de la bajada de precios prevista para el 2021 y la poca estabilidad en el empleo de un porcentaje alto de la población, lo cual hace que muchas propiedades se vuelvan atractivas para aquellas personas que tienen estabilidad laboral y dinero ahorrado.

Los propietarios que hasta ahora se habían mantenido firmes en los precios de venta se están dando cuenta que deben escuchar con detenimiento no sólo las ofertas, sino la forma de cobrar esas ofertas. Hablamos del alquiler con opción a compra, y vamos a aclarar que significa este término. Tal y como explica ASEPYME, “el contrato de alquiler con opción a compra es estar en alquiler durante el tiempo que se pacte entre las partes, y una vez pase ese tiempo establecido, tendrás derecho a comprar. Además, todas las cantidades que ya hayas ido pagando en el alquiler pueden considerarse como parte del precio final si así se pacta. Si finalmente decides no comprar, no recuperarás el dinero que hayas ido abonando como alquiler, solo te será devuelta la fianza”.

Aquí es donde aparece la duda del vendedor, él quiere vender, no quiere alquilar. Por eso, este contrato de alquiler con opción a compra va acompañado de una cláusula donde se refleja la buena fe e intención de comprar por parte del comprador, haciendo entrega por adelantado de una cantidad fijada por ambas partes a fondo perdido en el caso de que finalmente, pasado el tiempo estipulado, decida no comprar; y si por el contrario se efectúa la firma en notaría de compra-venta, esta cantidad más los meses de alquiler abonados serán descontados del precio de venta acordado inicialmente.

El propietario, aceptando esta oferta, mantiene ocupada la vivienda generando una rentabilidad, asegurándose el pago de las cuotas mensuales del alquiler ya que, en el caso de que el inquilino se retrase en los pagos, puede perder la opción de compra. En definitiva, el alquiler con opción a compra parece una buena opción dada la situación económica/sanitaria actual y es una buena solución para aquellos pequeños inversores que no quieren descapitalizarse de inmediato.

Vemos lo  invisible.

 

Ada González

Experta inmobiliaria

www.adagonzalez.es

Alquiler con opción a compra, una buena manera de invertir en tiempos de pandemia
Comentarios