lunes 23/5/22

Programación Neurolingüística: La gran desconocida

Puede que hayas recurrido alguna vez a un coach; si lo has hecho o estás pensando hacerlo, e incluso aunque no te lo estés planteando en estos momentos, debes saber que ésta es una de las herramientas mágicas que muchos coaches, como nuestra compañera María Martínez, utilizan para ayudarte a alcanzar tus objetivos.

PNL
PNL

La Programación Neurolingüística (PNL) fue creada por Richard Bandler y John Grinder en los años 70 (Universidad de California). El objetivo era  investigar y detectar por qué algunos terapeutas tenían un grado de éxito mayor al de otros,  y para ello decidieron modelar y estudiar las técnicas de tres grandes personalidades de aquella época: Fritz Perls, Virginia Satir y Milton Erikson. Las conclusiones las plasmaron en el libro “La estructura de la Magia”, considerado el germen de la PNL.

¿Qué es la PNL?

La Programación Neurolingüística es una disciplina de autoconocimiento, comunicación, y aprendizaje, que permite el desarrollo personal y profesional de la persona, facilitando la comprensión del funcionamiento del ser humano y de nuestros procesos mentales y emocionales.

Comunicar, aprender y cambiar son las bases del PNL.

PNL y aprendizaje

De las múltiples definiciones que puede haber de la palabra aprendizaje, para este artículo os propongo la que nos aporta la neurociencia, según la cual el aprendizaje es la creación de una nueva conexión neuronal o sináptica (creación de mapa o autopistas neuronales).

Según la PNL, el aprendizaje, o lo que es lo mismo, las autopistas neuronales, se puede crear de dos maneras:

  1. Por impacto; un trauma consigue impactar nuestra neurología de tal modo que genera una fuerte conexión neuronal.

“Una fobia es el ejemplo del potencial de aprendizaje de nuestro cerebro, pues exponiéndose a una situación,  aprende en apenas unos segundos a tener una respuesta intensa que puede durar años“ (Richard Bandler)

  1. Por repetición; una acción repetida en el tiempo comienza creando unos lazos neuronales débiles que se van fortaleciendo con el tiempo, hasta que el aprendizaje queda automatizado en forma de “competencia inconsciente”.

Uno de los aprendizajes importantes para el PNL es el que se genera en contacto con los demás (padres, abuelos, amigos, profesores, etc…), llamados experiencias subjetivas, que son las que irán conformando nuestro sistema de creencias y valores.

Estos aprendizajes los podemos aprender repitiendo un comportamiento o actitud que nos resultó placentera o, por contraste, repitiendo un comportamiento contrario a lo percibido al no resultarnos agradable. 

A lo largo de nuestra vida, debido a estos aprendizajes tenemos comportamientos que aunque sí nos fueron útiles en un pasado, ya no nos resultan beneficiosos.

A través del PNL podemos crear nuevos patrones de comportamientos, creando nuevas autopistas neuronales basadas en la repetición, modelando así  los comportamientos que sí serán más efectivos para alcanzar nuestros objetivos.

Las 10 claves de la PNL

Las claves son la base que da soporte a las técnicas de cambio mediante PNL. No pretenden ser “la verdad” sino que, su objetivo es constituir un modelo diseñado a partir de la experiencia, para generar de forma rápida y eficaz opciones útiles de comportamiento para la persona

1. La conducta es una manifestación interna o externa de nuestros estados internos, que están provocados por como percibimos nuestras experiencias.

2. Nuestra realidad no es lo que hay, sino la que percibimos a través de los sentidos, e incluso como la interpretamos.

3. Todos tenemos los recursos necesarios para lograr el bienestar y orientar nuestra vida en la dirección deseada.

4. Toda persona toma la mejor opción dadas sus posibilidades y capacidades percibidas como disponibles, por lo que toda conducta tiene una intención positiva.

5. A menudo las personas entramos en conflicto porque hay distintas partes internas con intereses y valores distintos.

6. En la vida no existen errores ni fracasos sino solo resultados que son información de la que podemos aprender (experiencias).

7. El individuo con más alternativas tiene mayor control.

8. Si lo que hacemos no funciona, podemos hacer algo diferente (más flexibilidad).

9. Lo que es posible para otra persona es posible para mí (modelaje).

10. Es más importante la dirección que la velocidad en el camino hacia un objetivo

 

“La PNL es como la física nuclear de la mente”, Anthony Robbins

 

María Martínez

Coach y consultora de empresas

www.mybrujula.com

 

Programación Neurolingüística: La gran desconocida
Comentarios