lunes 18/10/21

Comprométete y atrévete a sentir

¿Sabrías distinguir entre motivación y compromiso? ¿Conoces sus diferencias? ¿No? Pues nuestra coach y mentora experta en autogestión emocional Kary Piloto aterriza en Diario de Gran Canaria para explicarnos las claves que nos permitirán conocernos mejor. ¡No te la pierdas y sigue leyendo!
Comprométete y atrévete a sentir
Comprométete y atrévete a sentir

La diferencia entre la motivación y el compromiso es que la motivación es la energía que nos impulsa, es el encendido de esa llama que nos lleva a la acción para intentar cosas nuevas y para crear hábitos nuevos, pero cuando la motivación se apaga o disminuye lo que realmente permite que logremos eso que nos hemos planteado es el compromiso, cuando tenemos compromiso con algo nada nos detiene, ese compromiso está por encima de todo.

Lo cierto es que la mayor parte de las personas viven la vida según como se encuentra su entorno, es decir, si las cosas externas de su vida están bien se sienten bien, si por el contrario todo lo que rodea su realidad externa está mal, se sienten mal, pero el gran secreto de la vida es que todo depende exclusivamente de cómo te sientes, y el cómo te sientes solo depende de ti.

Históricamente las mujeres han aprendido a darle significado a sus vidas a través de los diferentes roles que desempeñan, bien sea como hijas, madres, esposas, amigas o profesionales, y en el cumplimiento de esos roles se van anulando a sí mismas de manera inconsciente, olvidándose de protagonizar su propia vida.

¿Cómo puedes generar ese cambio y afianzar ese compromiso con lo que realmente desean sentir y vivir? A continuación, te invito a que pongas en práctica estas 3 claves:

1. Descubre tu poder e inclúyete como la persona más importante de tu vida: Lo primero que se debe hacer es observar cuáles son esos pensamientos más recurrentes y como te hacen sentir mayormente; eso nos ayuda a descubrir cuáles son esas creencias más profundas. Cuando descubres que dentro de ti reside el potencial para transformar tu realidad, entonces comienzas a reprogramar tu mente y comienzas a grabar una nueva película, transformando tus limitaciones en posibilidades con argumentos positivos, y así nos convertimos en protagonistas responsables de todo lo que vivimos.

2. Acepta todo como un aprendizaje y sácale provecho para empoderarte: Vamos por la vida pensando que son los demás los que nos hacen daño y lo único que realmente nos hace daño es lo que pensamos acerca de los demás. Lo que realmente nos hace sufrir es que no estamos educados en la incertidumbre y queremos tener el control de todo lo que nos rodea y cuando perdemos ese control, nos llenamos de ansiedad y de angustia. Otro factor determinante es la inmediatez con la que exigimos los resultados. Así que de ahora en adelante frente a una situación que no te guste, cambia la pregunta: en lugar de decir ¿por qué me está pasando esto?, pregúntate ¿para qué me está pasando esto?, ¿qué puedo aprender de todo esto?, ¿qué me está mostrando esta situación?, ¿qué puedo hacer para cambiarla? Encontrarás respuestas más poderosas que te ayudarán a cambiar tu sintonía emocional comprometiéndote más con lo que realmente deseas en tu vida.

3. Comprométete contigo y cree en ti: El gran poder que tenemos todas las personas son las decisiones y las decisiones dependen de nuestras emociones, con lo cual, a mejores emociones tomaremos mejores decisiones. La vida nos brinda este entrenamiento constantemente, porque constantemente estamos eligiendo, pero la mayor parte de esas decisiones las tomamos desde el inconsciente. Somos seres abundantes, completos, creativos y llenos de recursos, cree en tu intuición, en tu esencia en ti mismo y la vida te llevará donde quieras. Empieza a pensar más en lo que deseas y en las cosas que te hacen sentir bien y feliz y estarás abriendo un espacio para que puedas vivir esas experiencias, para que puedas vivir más en bienestar y menos en la queja, la impaciencia y el estrés.

 

Kary Piloto

Coach y mentora experta en autogestión emocional

@karypiloto_mentora

Comprométete y atrévete a sentir
Comentarios