sábado 27/11/21

El poder de las decisiones

Siempre hemos escuchado decir que "el poder está dentro de ti", pero ¿en qué parte de nosotros reside ese poder que casi nunca sabemos ni donde está ni cómo utilizarlo?

El poder de las decisiones
El poder de las decisiones

Muchas personas asocian ese poder al status social, el poder económico, el conocimiento o las relaciones. Ahora bien, ¿conoces el caso de alguna persona que tenga alguno de esos puntos o varios y que, sin embargo, no sea feliz? Hay muchos ejemplos de personalidades que pueden tener alguno o varios de esos puntos y no son felices, con lo cual el verdadero poder que tienen todas las personas está en las decisiones; son nuestra mayor fuente de poder.

Tomamos decisiones constantemente en nuestra vida; desde que nos levantamos hasta que nos acostamos estamos decidiendo desde qué ropa ponernos, qué vamos a desayunar o cómo vamos a ir al trabajo, solo que la mayor parte de esas decisiones las tomamos desde nuestro inconsciente de forma automática, y de esta manera vamos creando patrones en nuestra mente que se repiten constantemente en nuestra vida. ¿Qué nos impide usar esta fuente de poder?

La razón principal y más común que nos impide la toma de decisiones es EL MIEDO: miedo a equivocarnos, miedo a lo que puedan pensar los demás, si hacemos esto o aquello, miedo a perder algo o a alguien, miedo al fracaso, miedo al éxito. El verdadero fracaso es NO DECIDIR, y no decidir ya es en sí misma una decisión, a lo que deberíamos temer realmente es AL MIEDO, si abrazas tus miedos los identificas y al identificarlos, reconocerlos y aceptarlos, empiezas a diluirlos.

TRES CLAVES QUE DETERMINAN TUS DECISIONES:

  1. ¿En qué te vas a enfocar? La fuerza que verdaderamente controla nuestra vida es EL ENFOQUE; donde pones tu enfoque pones tu energía y eso funciona como un puntero láser, pero el enfoque tenemos que entrenarlo y para ello podemos empezar con algunas preguntas que nos van a permitir tomar consciencia de dónde estamos colocando mayormente nuestro poder del enfoque. Por ejemplo, ¿en que tiendes a enfocarte más? ¿Te centras en las cosas que te emocionan y motivan o en las que temes? ¿Te enfocas en las cosas que te gustan o en las que no te gustan? ¿Te centras en variables que están fuera de tu control? Muchos nos desgastamos intentado controlar eventos que nos rodean que son externos a nosotros y sobre los cuales no podemos influir, como por ejemplo las decisiones políticas que marcan la economía es algo que esta fuera de tu control, la misma situación actual de la pandemia, son eventos que no podemos controlar. Frente a estos eventos una pregunta que podemos practicar para ejercitarnos es: ¿Eso está dentro de mi circulo de influencia? ¿Yo puedo hacer algo para cambiar esa situación? Si la respuesta a estas dos preguntas es negativa, no desgastes tu energía poniendo tu enfoque en algo que no puedes cambiar. Una forma de entrenar el enfoque para crear esas experiencias que te mereces es hacernos algunas preguntas que nos capaciten y nos sirvan de entrenamiento para potenciar el enfoque en lo que realmente queremos lograr en la vida, por ejemplo: ¿Qué me gusta de mi vida? ¿De qué me siento orgulloso/a? ¿Cuáles han sido mis logros? ¿De qué me siento agradecido/a?

 

  1. ¿Qué significado le vas a dar? El significado es igual a la emoción y la emoción es igual a la vida. El significado que le das a los eventos y los resultados de tu vida emiten un informe a tu estado emocional y eso determina cómo te sientes. Si creas una escalera de significados positivos y poderosos, lograrás cambiar la dirección de tu vida. No es lo que te pasa, sino cómo te cuentas lo que te pasa es lo que determina tu realidad y el cómo te sientes.

 

  1. ¿Qué vas hacer, qué acción vas a tomar?, Lo que realmente marca la diferencia es lo que hacemos y aquí voy a citar a una de mis mentoras, que siempre me decía: “Más vale hecho que prefecto". Entonces estamos en "No se cómo hacerlo"; pues si no sabes busca ayuda, investiga a quién conoces que sí lo ha logrado, quién puede ayudarte, hoy en día hay un sinfín de información GRATIS, pero la mente te lleva siempre a lo conocido, al mismo cuento que te cuentas, entrénate, hazlo diferente. Otra razón que nos detiene mucho es "¿Y si me equivoco?". Vale, date el permiso de equivocarte, si no te equivocas, nunca sabrás si vas por el camino acertado o no. Solo probando lo podemos averiguar. Está científicamente comprobado que el 80% de los emprendedores fracasan en sus proyectos porque renuncian a ellos justo cuando están más cerca de lograrlo. El 80% de las decisiones que tomamos son EMOCIONALES, dependen de la emoción del momento, de cómo me siento: “A MEJORES EMOCIONES TOMAREMOS MEJORES DECISIONES”.

 

Está comprobado que el éxito de una persona en sus aspectos económico, social, de relaciones y demás dependen en un 20% de sus conocimientos y en un 80% del desarrollo de su inteligencia emocional, de la actitud con la que afronta las situaciones de su enfoque y de cómo lo interpreta, entonces te invito a “VIVIR SINTIENDO LA VIDA Y NO PENSANDO QUE LA VIDA TE SIENTE.”

 

Kary Piloto

Coach y mentora experta en autogestión emocional

@Kary Piloto Coach

 

El poder de las decisiones
Comentarios