jueves. 06.10.2022

Violencia obstétrica

La violencia obstétrica es la vulneración de los derechos de autonomía y consentimiento informado durante el parto y cuidados del bebé. Nuestra compañera Nora Hérnandez nos lo explica con más detalles

Violencia obstétrica
Violencia obstétrica

El pasado 25 de Noviembre se conmemoró el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres, y la violencia obstétrica es violencia de género.

Acciones como una maniobra de Kristeller (prohibida en España para que la cabeza del bebé baje por el canal del parto), tactos no consentidos, episiotomías por malas praxis, etc., son algunas de las acciones que someten a las mujeres en su proceso de parto.

Pero para que una acción se considere violencia, ésta no tiene por que ser física. El no presentarse cuando se va a realizar una primera intervención, no informar a la mujer de los que se recomienda realizar, o frases como “eres una blanda, “no sabes empujar”, “no eres para tanto”, “eres una histérica”, entre otras muchas lindezas, también es violencia, una violencia psicológica con heridas en el alma que tardan mucho en cicatrizar.

Cito una frase de Michel Odent (médico obstetra): “Para cambiar el mundo, hay que cambiar la forma en que nacemos”, y en esta frase no solo están incluidas las mujeres, también los profesionales que atienden a dichas mujeres. Profesionales que, además de estar formados profesionalmente, deberían estar formados en empatía, buenas palabras, ayuda a la mujeres y confianza en ellas mismas, pero desgraciadamente el patriarcado en esta profesión sigue estando al día, y muchos siguen utilizando el “poder” que le da la bata blanca para hacer lo que ellos quieren con estas mujeres que llegan con miedos y son vulnerables.

Afortunadamente, en España y muchos países del mundo existen leyes que protegen a los pacientes y usuarios del servicio de salud:

●        OMS: “ Prevención y erradicación de la falta de respeto y el maltrato durante la atención al parto en centros de salud”

●        La Ley de Autonomía del Paciente, en su artículo 41/2002 de 14 de Noviembre, define el consentimiento informado con el que el paciente, debidamente informado, dará su consentimiento, o no, a lo que el equipo médico propone para su tratamiento.

●        Estrategia de atención al parto normal en el Sistema Nacional de Salud.

●        Guía práctica sobre la atención al parto normal.

●        Protocolo parto vaginal tras cesárea.

Con todos estos documentos e información la mujer puede crear su Plan de Parto, pero ¿qué es?

Está definido por el Ministerio de Sanidad y dice que la mujer puede expresar sus preferencias, necesidades, deseos y expectativas sobre el proceso de parto y nacimiento.

¿Tiene el Plan de Parto importancia desde el punto de vista jurídico? Sí, ya que es un documento en donde la embarazada informa de su consentimiento, o no, a las diversas situaciones que pueden ocurrir en el parto, y si éstas no se cumplieran, tiene el Plan de Parto (presentado con anterioridad para que lo adjunte a su historial) para su demostración.

¿Dónde se regula el Plan de Parto?

Está regulado por La Ley de Autonomía del Paciente, y se aplica tanto a la pública como a la privada. Es importante que sea incorporado y digitalizado en nuestra historia clínica sobre la semana 28-32, para que los profesionales puedan leerlo (están obligados a ello).

El Plan de Parto nos va ayudar a prevenir  la violencia obstétrica, ya que aporta a la mujer la posibilidad de reflexionar y trabajar por el nacimiento de su hijo. Influye positivamente en el proceso de parto y finalización de este; además, la mujer conoce la realidad del hospital elegido, y es la prueba que puede presentar si el consentimiento informado no se cumple por parte del personal sanitario, con lo que es una herramienta jurídica para prevenir la violencia obstétrica.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), "La violencia obstétrica no solo viola el derecho de las mujeres a una atención respetuosa, si no que también puede poner en peligro su derecho a la vida, a la salud, a su integridad física y a no ser objeto de discriminación”

 

Nora Hernández

Acompañante de la maternidad (porteo, lactancia, blw)

@porteandonos

Violencia obstétrica
Comentarios