jueves 28/10/21

Concluyen las obras de reparación de la GC-1 en la zona del Tívoli

La Consejería de Obras Públicas, Infraestructuras, Transporte y Movilidad del Cabildo de Gran Canaria ha finalizado la obra de emergencia que estaba ejecutando para reparar la GC-1 en la zona del Tívoli, en el P.K. 2-800, que ya ha recuperado su trazado original por completo

El Cabildo de Gran Canaria concluye las obras de reparación de la GC-1 en la zona del Tívoli
El Cabildo de Gran Canaria concluye las obras de reparación de la GC-1 en la zona del Tívoli

Cabe recordar que esta obra de emergencia tuvo que ejecutarse a causa del derrumbe de un muro que sostenía el terraplén de la carretera GC-1 que tuvo lugar en la madrugada del 11 de diciembre de 2019 a la entrada a la capital grancanaria. El colapso del muro de contención provocó el deslizamiento del terraplén de la carretera lo que obligó a cerrar dos de los tres carriles de la GC-1 pero sólo tres días después, jornadas en las que dos equipos estuvieron trabajando 24 horas al día, se pudo abrir un segundo carril a la circulación y construirse un desvío provisional con 3 carriles en tres semanas.

Dada la información obtenida al ejecutar los micro pilotes del desvío provisional, en un principio la previsión fue reconstruir el muro a una altura superior pero al iniciarse la excavación los técnicos comprobaron que no hay tierra firme donde se pensaba y se efectúa un sondeo para averiguar dónde se encontraba el firme, los resultados determinaron que hacer el muro allí obligaba a tener que hacer uno de 20 metros de altura que lo hacía inviable.

Se estudiaron otras alternativas y finalmente se optó por construir un viaducto que salvase el derrumbe, una opción de mayor coste económico pero la más adecuada dada las circunstancias y que además permitía mantener el tráfico abierto en la GC-1.

El viaducto comenzó a construirse en agosto del año pasado,  tiene 40 metros de largo y capacidad para tres carriles. La calzada está sustentada por una estructura que salta sobre la zona afectada por el derrumbe y que está cimentada mediante micro pilotes empotrados en el macizo rocoso. El diseño del viaducto está formado por un núcleo central de hormigón postesado y un voladizo exterior con piezas prefabricadas denominadas jabalcones y de pre -losas nervadas en el lado mar y de hormigón armado en el lado tierra.

Con esta actuación, en la que se han invertido 2’988.912 euros, se ha dado respuesta a los dos grandes problemas que presentaba la zona: el drenaje y la mala calidad geotécnica del terreno que motivaron el colapso del muro, “estos problemas han quedado solventados gracias a la incorporación de una estructura singular adaptada a la orografía de los terrenos que garantiza una mayor durabilidad de esta infraestructura de vital importancia para la isla de Gran Canaria, estamos muy satisfechos con el resultado”, ha dicho el Vicepresidente del Cabildo y Consejero de Obras Públicas, Infraestructuras, Transporte y Movilidad, Miguel Ángel Pérez del Pino.

Para terminar de acondicionar la zona del Tívoli por completo, en los próximos meses se va a ejecutar una actuación para restaurar las zonas verdes que se vieron afectadas por las obras. Se trata de una extensión de 3.000 metros cuadrados en el margen izquierdo de la GC-1, en sentido de entrada a la capital grancanaria, donde antes había una plantación de palmeras que tuvo que retirarse para poder acondicionar el desvío provisional. Ahora, a esta zona se van a trasplantar diferentes especies autóctonas como palmeras canarias, acebuches y dragos y también se van a realizar nuevas plantaciones de vegetación principalmente autóctona.

Concluyen las obras de reparación de la GC-1 en la zona del Tívoli
Comentarios