sábado 23/1/21

El ferry no corre peligro de hundimiento

Se trabaja para asegurar la flotabilidad del barco, que sufre varias entradas de agua. Los trabajos para llevarlos hasta el muelle pueden demorarse hasta tres días

El ferry de Fred Olsen no corre peligro de hundimiento
El ferry de Fred Olsen no corre peligro de hundimiento

Los operarios que trabajan en el dispositivo activado para tratar de movilizar el ferry Bentago Express, de la naviera Fred Olsen, encallado el pasado jueves por la noche en aguas próximas al puerto de Agaete (Gran Canaria) se centrarán este lunes en garantizar la flotabilidad del buque.

La zona afectada, la de babor, está posicionada sobre otra zona de rocas más lisa y están trabajando para sellar las vías de entradas para poder reflotar el barco. Según adelantó el portavoz de Fred Olsen aseguró que el ferry no tiene peligro de hundimiento ya que está apoyado en una baja y el escoramiento se debe a la pleamar.

También han explicado que no hay riesgo de contaminación y que esperan rescatar el ferry a lo largo de esta tarde o el martes.

Los siete tanques del lado de babor están dañados y tienen vías de agua. Según los responsables, el buque se sitúa sobre una segunda baja, un escenario que contemplaban y está seguro.

Por el momento se descarta descargar los vehículos hasta que se garantice la flotabilidad del ferry.

Así lo han explicado a Efe fuentes de la naviera, que han recalcado que, aunque este domingo se logró mover algo el barco, no se llegó a desencallar porque su apoyo inicial sobre una baja próxima al puerto de Agaete ha ido a más con el paso de los días, lo que complica los trabajos.

Cuando se cumplen cuatro días de este accidente, los operarios procederán este lunes a forrar el casco del ferry para evitar que sigan sucediéndose entradas de agua como las que ya han afectado a la sala de máquinas.

Además, se encargarán de presurizar los tanques y emplearán bombas de agua.

Desde que encallara cuando iba a atracar en Agaete, en su último servicio del día entre Tenerife y Gran Canaria, al ser empujado por una súbita racha de viento contra una baja cercana al puerto, varios remolcadores han intentando arrastrar el barco hacia el puerto, aprovechando las horas de pleamar durante la mañana, pero no ha sido posible.

En el dispositivo desplegado en torno al buque siniestrado para tratar de desencallarlo participan Capitanía Marítima, Salvamento Marítimo, Puertos Canarios y Puertos del Estado, que cuentan con el apoyo de remolcadores del operador marítimo Boluda.

El ferry no corre peligro de hundimiento
Comentarios