lunes 14/6/21

La Policía de proximidad atenderá las demandas de las zonas comerciales abiertas

El objetivo del nuevo grupo es mejorar la comunicación entre los barrios de la ciudad y el Ayuntamiento, actuar de manera preventiva y resolver los conflictos a través de la mediación

Policía Local de Las Palmas de Gran Canaria
Policía Local de Las Palmas de Gran Canaria

El grupo de Policía de Participación Ciudadana, el nuevo servicio de cercanía de la Policía Local de Las Palmas de Gran Canaria, recorrerá las zonas comerciales abiertas de la ciudad para analizar las demandas del sector del comercio y la restauración con el objetivo de mejorar la seguridad y la convivencia.

El concejal de Seguridad y Emergencias, Josué Íñiguez, y la jefa de la Policía Local, Carmen Delia Martín, han realizado un recorrido con el presidente de la Asociación Zona Triana, Carlos Bethencourt, y el gerente de la asociación, Eduardo Peñafiel, por las calles de este núcleo comercial para analizar sus demandas y darles a conocer la puesta en marcha de este nuevo recurso policial que busca estrechar la comunicación entre los barrios y el cuerpo de seguridad.  

El encuentro se enmarca en la ronda de reuniones que está manteniendo el área de Seguridad con las zonas comerciales en la que ya han participado asociaciones empresariales, como recientemente la de Mesa y López.

“A través de la Policía de Participación Ciudadana, los empresarios tendrán una relación mucho más directa con el servicio, al que podrán trasladar sus solicitudes y demandas en materia de seguridad, convivencia ciudadana, tráfico, limpieza o infraestructuras, garantizando que en estas zonas haya, además de las patrullas habituales, un seguimiento de las necesidades del sector y una respuesta efectiva a las mismas”, ha explicado Josué Íñiguez.

La Policía de Participación Ciudadana es una nueva apuesta del Ayuntamiento por un nuevo modelo de policía de proximidad para dar respuesta a través de la mediación a muchos de los problemas de competencia municipal que se generan en los barrios y en las zonas comerciales.

Este servicio tiene el objetivo de emplear el diálogo como herramienta para garantizar el cumplimiento de la normativa municipal, favoreciendo la convivencia ciudadana.

“No todos los problemas se pueden resolver con multas, sino a través de la mediación y el diálogo”, ha señalado Íñiguez, quien ha destacado que “en un momento como el que estamos viviendo, marcado por la crisis de la Covid-19 este recurso supone un apoyo importante a las zonas comerciales y de restauración”.

Barrios

El grupo, que se creó el pasado mes de diciembre, también está llevando a cabo una importante labor para dar respuesta a las demandas vecinales, ya que desde que comenzó el año ha realizado 370 actuaciones en más de una treintena de barrios de la ciudad relacionadas con la salud pública, el menudeo de drogas o la limpieza, entre otros asuntos.  

La Policía de Participación Ciudadana, que trabaja en colaboración con los distritos y los diferentes servicios municipales, está integrada por agentes que ejercen de enlace entre las asociaciones vecinales, comerciales y los colectivos representativos y el Consistorio.

La apuesta por este servicio actualiza el modelo tradicional de policía de barrio, manteniendo el patrullaje de proximidad por parte de las unidades uniformadas y complementándolo con este servicio especializado.

La Policía de proximidad atenderá las demandas de las zonas comerciales abiertas
Comentarios