domingo 23/1/22

¿Las feromonas te hacen más deseable, aumentan tu atractivo?

Uno de los regalos típicos en estas fechas son los perfumes, y para algunos, si contienen feromonas, mejor. Ahora bien, ¿funcionan? ¿Causan el efecto que tú deseas? ¿O más bien se trata de que aquello en lo que crees lo creas? Sigue leyendo y encontrarás alguna respuesta

¿Las feromonas te hacen más deseable, aumentan tu atractivo?
¿Las feromonas te hacen más deseable, aumentan tu atractivo?

Existe todo un mercado en torno a la seducción, a sentirse deseable, a un supuesto aumento del atractivo a través del uso de un producto, en este caso hablamos de perfumes con feromonas. Vamos a empezar por el principio: ¿Qué son las feromonas? Son compuestos químicos producidos por los animales y que, al liberarlos al exterior, producen en otros animales de su misma especie reacciones comportamentales. Lo podríamos ver como un medio de comunicación. En las hormigas por ejemplo, los diferentes tipos de feromonas que producen generan mensajes distintos, uno de ellos es atraer a los machos.

Sintiéndolo mucho para todas esas personas que han depositado su fe y su confianza en perfumes con feromonas, pensando que así ‘triunfarían como la Coca-Cola’, ‘se los/las llevaría a todos/todas de calle’, y así todas las frases que se te ocurran para indicar que has conseguido obtener un comportamiento sexual por parte de quien querías o allí donde habías puesto el ojo, no se ha demostrado todavía con pruebas científicas. Sumémosle que, aunque seamos parientes de los primates y en ellos si se ha investigado y lanzado hipótesis sobre el papel determinante de las feromonas en el éxito del apareamiento, nuestro sentido del olfato difiere del de los animales. Nosotros contamos con el órgano vomeronasal, usado por los animales para captar las feromonas, como un vestigio de nuestros antepasados y sigue siendo discutido y poco estudiado el papel que desempeña en nuestro organismo.

Se han llevado a cabo investigaciones con la androstadienona. ¿Dónde la puedes encontrar? En el sudor de los hombres y en el semen, también con el estratetraenol que se encuentra en la orina de las mujeres y en sus genitales, pero la fiabilidad no es suficiente para asegurar la existencia de feromonas humanas que provoquen un efecto excitante y otros tantos a los que se apelan con el fin de vender diversos productos. Sin embargo, sí que podemos identificar olores significativos que afectan a nuestras emociones. Piensa en olores que te transportan a otro momento de tu vida, a otro lugar, a una experiencia vivida. Olores que identificas con alguna persona, olores que generan en ti una sensación, olores que, según en qué momento, pueden excitarte y olores que generan todo lo contrario.

Si eres de esas personas que ha apostado por comprar perfumes con feromonas y te has lanzado a la piscina adquiriendo uno de esos que superan los 200€, o incluso en un arrebato cuyo argumento es “ya que compro, compro lo mejor”, has elegido el que está por encima de los 400€, ¿qué decir? Seguro que olerás fantásticamente bien, o a quien se lo has regalado. Además, está el factor ‘efecto placebo’, ¿verdad? Nada como creérselo, nada como confiar en que las feromonas estarán actuando a tu favor, están mandando mensajes de lo deseable que eres, de esas ganas de triunfar y de un encuentro erótico que tienes, nada como que has confiado en los argumentos a favor para usarlo y ya te has convencido de que sus resultados serán favorables para ti. ¿Qué más se puede pedir? ‘La fe mueve montañas’, al menos eso dicen.

De esa confianza depositada en las feromonas, se crearon hace años las llamadas ‘fiestas de las feromonas’, donde se introducían en una bolsa camisetas usadas para dormir durante 3 días, se marcaban con un numerito y así se seleccionaba a la otra parte para la cita. ¿Eligirías a alguien para un encuentro usando sólo el olfato? Centrar nuestras conductas sexuales sólo en la biología no sería del todo acertado porque somos seres sociales, influenciados también por el aprendizaje, la cultura en la que nos hemos criado, las creencias, los motivos, religión. Centrarse en el uso de feromonas para conseguir ciertos objetivos o conductas en la otra parte no está científicamente probado. Ahora bien, que a ti te genera confianza y vas más seguro de ti mismo, ante eso, poco se puede decir. Si tú te lo crees, adelante. Creas en lo que creas, no olvides el humor. ¡Hasta pronto!

 

Rut Mónica Díaz

Sexóloga

@sexologarutmonicadiaz

 

 

¿Las feromonas te hacen más deseable, aumentan tu atractivo?
Comentarios