sábado 23/1/21

En prisión tras confesar que mató a Mariam, quemó el cadáver y lo enterró

Manuel Ramón Campillo se entregó en la comisaría de Arrecife, en Lanzarote. Reconoció haber quemado durante horas el cuerpo de su pareja y después, enterrarlo en Gáldar

Manuel Ramón Campillo
Manuel Ramón Campillo

Aunque el caso sigue bajo secreto de sumario, los investigadores lo dan por resuelto: Manuel Ramón Campillo García mató a Mariam Ibarlucea Echave, quemó el cadáver durante horas y luego lo enterró. Los restos del cuerpo de la mujer desaparecida en el municipio de Gáldar, en Gran Canaria, fueron hallados tras los datos dados por su pareja, que admitió su culpa, según confirmó el Tribunal Superior de Justicia de Canarias.

La Guardia Civil buscaba desde el pasado martes a Mariam, de origen vasco, tras la alerta dada por un amigo de la víctima, Johnson Ruiz, que avisó a los servicios de emergencia de que desde hacía varios días no podía contactar con la mujer.

La pareja de la mujer desde hace un par de meses, de 43 años y natural de Sevilla, tampoco había sido localizada y sobre él pesaba una orden de busca y captura hasta que el miércoles se entregó en la comisaria de Arrecife, en Lanzarote.

El jueves fue llevado por agentes de la Guardia Civil al lugar de los hechos para la reconstrucción del crimen. Allí reconoció que había quemado durante horas el cadáver y luego lo enterró. De hecho, el día que hizo la hoguera las llamas alertaron a la Policía Local, que pensó que se trataba de una quema de rastrojos o de basura.

Según el TSJC, los restos de la mujer fueron hallados por la declaración de Manuel.

El Tribunal Superior de Justicia de Canarias detalló que el juez que instruye el caso ordenó el ingreso en prisión incondicional e incomunicada por un presunto delito de asesinato.

El crimen machista de Gáldar se suma a una lista que en el tramo final del año creció con otro asesinato. El hombre que la pasada Nochevieja asesinó a cuchilladas a su pareja sentimental en una vivienda de Torrejón de Ardoz ante sus dos hijos, ambos menores de edad, tenía una orden de alejamiento de la víctima en vigor dictada hace pocos días por un juzgado de esta población de la Comunidad de Madrid. Así lo confirmó en el primer día de 2021 el delegado del Gobierno en Madrid, José Manuel Franco.

Al parecer, la última víctima mortal de la violencia de género en 2020, de 28 años, había denunciado a quien durante años fue su compañero sentimental y el padre de sus dos hijos, un hombre de 38 años, por maltrato ante un magistrado. El juez había impuesto al varón una orden de alejamiento de la mujer, aunque había permitido que pudiese visitar al niño y a la niña que la pareja había tenido en común, de ocho y diez años.

El crimen machista se produjo en el que fue el domicilio familiar, en la calle Lisboa de Torrejón, pasadas las 17:00 horas del jueves, según informaron fuentes de los servicios de emergencias. La alerta sobre la posibilidad de una tragedia que terminó por confirmarse la había dado un vecino de la víctima, que avisó al 112 de que estaba escuchando gritos en una vivienda próxima a la suya. Cuando los agentes policiales y los sanitarios del Servicio madrileño de Urgencia Médica (Summa) lograron entrar en el piso se encontraron con los cuerpos, ya sin vida, tanto de la mujer como de su presunto asesino, ambos residentes desde hace bastantes años en Torrejón y de origen rumano.

Según las primeras indagaciones realizadas por la Policía Nacional, el hombre había agredido con un arma blanca a su pareja sentimental hasta causarle la muerte y después se había quitado la vida con la misma arma. El crimen y la segunda muerte se produjeron en presencia de los dos hijos menores de la pareja.

En prisión tras confesar que mató a Mariam, quemó el cadáver y lo enterró
Comentarios