lunes. 27.03.2023

Una buena higiene postural ayuda a ganar calidad de vida

El peso de nuestro cuerpo recae en la columna, que acaba resintiéndose si soporta exceso de carga. ¿Sabes cómo evitar la tensión a la que la sometemos? Nuestro fisioterapeuta David Suárez nos explica cómo mantener una buena higiene postural para ganar calidad de vida
Higiene postural
Higiene postural

Si mantenemos una buena higiene postural nos encontraremos mejor de forma global. La columna soporta el peso de todo nuestro cuerpo, y cuando hay un exceso de carga sobre ella, se resentirá.

Para prevenir el dolor de espalda conviene evitar posiciones en las que la columna esté sometida a tensión, como puede ocurrir mientras duerme, en el trabajo, con los niños, haciendo algún tipo de deporte, etc. Al aprender e interiorizar una buena postura estará desarrollando músculos más fuertes, mayor estabilidad y, a largo plazo, su cuerpo aprenderá a adoptar automáticamente una posición correcta sin que tenga que pensar demasiado en ello.

Por poner unos ejemplos, diversas acciones frecuentes de la vida cotidiana en las que se suelen cometer errores son: acostarse y levantarse de la cama, conducir y entrar y salir del coche.



Acostarse y levantarse de la cama:

El colchón debe ser cómodo y debe poder adaptarse a la forma de su cuerpo. Su postura al dormir puede ser la causa del cansancio y el dolor de espalda que siente al levantarse de la cama, por tanto, he aquí algunos consejos:
- Se recomiendan almohadas planas para dormir.
- Eleve las rodillas y las caderas con una almohada cuando se acueste boca arriba, ya que esto le ayudará a mantener la posición correcta.
- Dormir de lado con las caderas y las rodillas flexionadas es una forma eficaz de mantener la espalda recta. Colocar una almohada plana entre las rodillas le ayudará a relajarse.

 

Para levantarse y ponerse de pie:

- Acuéstese boca arriba.
- Gire las rodillas, caderas y hombros -en este orden- para ponerse de lado, sin doblar la espalda.
- Una vez esté de lado, sostenga su peso apoyándose en su codo inferior -el que está en contacto con la cama- para que le ayude a sentarse de forma más cómoda.
- Una vez sentado, use sus brazos para impulsarse y ayudarse a ponerse de pie.

 

Conducir

Siéntese recto al conducir, sosteniendo el volante con ambas manos. Proteja su región lumbar colocando una almohadilla de respaldo o un cojín detrás de usted. En viajes prolongados, deténgase durante cinco minutos cada dos horas. Además:
- Ajuste el asiento del automóvil para que los pies lleguen con facilidad a los pedales y así se pueda mantener la espalda recta contra el respaldo.
 

David Suárez

Fisioterapeuta

@dsuarui

Una buena higiene postural ayuda a ganar calidad de vida
Comentarios