sábado 31/7/21

¿Oscuridad para dormir? Cuanta más, mejor

"Hola, tenemos dificultades con el sueño de nuestro hijo y además aprovechar para que nos ayudes a que duerma con luz y en la calle con ruido". Esta petición o sugerencia me llega por parte de familias muchas veces a la asesoría de sueño cómo consulta u objetivo a lograr. Entonces yo les planteo la siguiente pregunta: ¿Ustedes dónde dormirían mejor, a plena luz del sol y con jaleo o con la oscuridad de la noche y sin ruidos? Mónica Quesada

¿Oscuridad para dormir? Cuanta más, mejor
¿Oscuridad para dormir? Cuanta más, mejor

El sueño de los bebés no es a la carta. El ser humano está diseñado para dormir en un ambiente de calidad, adecuado, tranquilo, sin luz ni estímulos. Nuestro descanso, la desactivación y posterior activación de nuestro organismo, está sincronizado con la luz ambiental, la del Sol. 

La oscuridad favorece a la secreción de la melatonina, hormona responsable de inducir el sueño. Su concentración, también se altera debido a un fotopigmento de algunas células de la retina, la melanopsina, que es particularmente sensible a la luz violeta y azul, la que emiten las pantallas de nuestros dispositivos. Esto enlentece el ritmo natural para conciliar el sueño, así que pantallas y/o dibujos antes de dormir, no por favor. Las perturbaciones lumínicas, insignificantes que producen los pilotos de los dispositivos, también tienen un efecto considerable en la calidad de nuestro sueño y en el desarrollo de enfermedades futuras como la diabetes, la obesidad o la depresión.

¿Oscuridad para dormir? Cuanta más, mejor

Dormir con luz peligra la fase No Rem del sueño profundo en la cual alcanzamos el descanso reparador, así que asegúrate de tener un cuarto bien oscuro donde duerma tu bebé, con persianas black out para que no entre ni un rayito de luz. En caso que no puedas invertir en ellas, toca ser creativo y las cartulinas negras o bolsas de basura bloquean muy bien la luz.

La luz roja o naranja y localizada es la que mejor funciona en caso que tengamos que cambiar un pañal durante la hora del baño o en la rutina de calma antes de dormir. Muchas veces, la causa de las siestas cortas, el llanto al inicio de la noche y los despertares tempranos puede ser producto de tener demasiada claridad en la habitación.

Debemos ser más «amigables» con nuestro reloj biológico circadiano un rato antes de ir a dormir. Así que... ¿Oscuridad? ¡Sí, gracias!

Mónica Quesada

Asesora de sueño Infantil Certificada, Maestra y CEO de Dormir hasta la luna y volver

@Dormirhastalalunayvolver

¿Oscuridad para dormir? Cuanta más, mejor
Comentarios