lunes 18/10/21

La dama del traje blanco de la Quinta Verde, en La Palma

En Santa Cruz de La Palma existe una finca denominada “La Quinta Verde”. Gracias a una canción del grupo Taburiente, el lugar pasó a ser reconocido en toda Canarias. Conozcamos su historia

Leocricia Pestana Fierro
Leocricia Pestana Fierro

“La Quinta Verde” está unida a la memoria de Leocricia Pestana Fierro, una mujer palmera que rompió moldes en la sociedad en la que le tocó vivir. Nació en el mismo Santa Cruz de La Palma en el año 1853  y fue criada por su padre y sus tres hermanos, ya que su madre murió cuando ella solo tenía 4 años.

Leocricia Pestana se sintió atraída muy pronto por la poesía, aunque al principio solo lo hacía por vocación y por su propia satisfacción. A pesar de ello el 13 de mayo de 1874 realizó su primer recitado público en una comida organizada por masones palmeros  en “La Quinta Verde”.

En ella lanzó al aire el siguiente brindis:

Brindo por el sentimiento

Más grande que el alma encierra

Y que derrama en la tierra

Consuelo a la humanidad 

Que se agita en todo pecho

Do late un gran corazón:

Brindo por un buen masón,

Brindo por su caridad.

La Quinta Verde

La Quinta Verde

A la muerte de su hermano hereda “La Quinta verde”, propiedad que se encontraba hipotecada. Para poder seguir viviendo allí alcanza un acuerdo con los acreedores y se le permite seguir usando la casa principal y sus jardines anexos. En dichos espacio desarrolló su vida, ya que fueron pocas las veces que salió de su amada finca.

Desde ella se dedicó, hasta el fin de sus días, a recibir visitas y a pasear por sus jardines. En sus versos, Leocricia Pestana siempre defendió la libertad de pensamiento, la república y la cultura. 

Murió el 4 de abril de 1926. Junto a su cadáver se encontró el siguiente testamento: “Por si muero esta noche, es mi voluntad que se me cubra con el vestido canelo de seda que está en mi escaparate y la mantilla blanca que también está en él. La librería será para la biblioteca Cervantes, es voluntad de mi marido y mía, y mis muebles se venderán y se dará su valor a la masonería”.

Dentro del imaginario popular palmero existe la leyenda de que su espíritu, ataviado con mantilla blanca sigue recorriendo todas las noches sus queridos jardines de “La Quinta Verde”.

Portada del disco 'Taburiente'

Portada del disco 'Taburiente que contiene la canción'

 “Mil mariposas de cristal 

Del cielo bajan para ver el verso

Que al amanecer dejó prendido al rosal

La dama del traje blanco”

Taburiente

 Aún hoy en día es un misterio la ubicación de su tumba.

Fuente: Jaime Pérez García, Cronista Oficial de Santa Cruz de La Palma.

 

Juan Carlos Saavedra

Escritor, investigador y divulgador de la cultura canaria

http://www.juancarlossaavedra.com

La dama del traje blanco de la Quinta Verde, en La Palma
Comentarios