domingo 7/3/21

La capital retira las terrazas de las aceras y calles permitidas en fase 3

El Gobierno municipal argumenta que se trataba de una medida excepcional y con el paso a la fase 2, en aras de contribuir al mantenimiento de este sector, los establecimientos de hostelería deberán volver a la situación precedente al recuperarse la actividad en el interior de los locales. Por su parte, Coalición Canaria rechaza rotundamente la retirada de las mismas

Imagen de la terraza de un local en Las Palmas de Gran Canaria
Imagen de la terraza de un local en Las Palmas de Gran Canaria

El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria actualizará a partir de este lunes, 22 de febrero, las medidas de prevención contra la COVID-19 siguiendo la normativa aprobada por el Gobierno de Canarias, por la que la isla de Gran Canaria pasa de nivel de alerta 3 a nivel de alerta 2.

De este modo, a partir de este lunes, el Ayuntamiento reanudará la actividad en las instalaciones deportivas cerradas del Instituto Municipal de Deportes y abrirá nuevamente los parques infantiles.

Por otro lado, el Ayuntamiento capitalino irá abriendo progresivamente los locales sociales y centros cívicos desde esta semana, que habían sido cerrados al público como medida preventiva ante la declaración del nivel de alerta 3. De esta manera, los vecinos podrán hacer uso de estos espacios previa solicitud y autorización al distrito en el que estén ubicadas las instalaciones.

Bajo las indicaciones de las autoridades sanitarias, se mantendrá la limitación del aforo del servicio de transporte público al 50%, y el cierre de los parques vallados de la ciudad a las 20:30 horas para evitar concentraciones y botellones.

Asimismo, se mantiene la limitación de la práctica deportiva en el paseo de Las Canteras, que solo se permite en la franja comprendida entre las 22:00 y 8:00 horas de la mañana, y la clausura de los juegos de mesa del parque Santa Catalina.
 
Bares, restaurantes y cafeterías

Con respecto a la hostelería, restauración y terrazas, bares y cafeterías, se reanuda el servicio en las zonas interiores y el de barra, y se aumenta el número de comensales por mesa a seis personas. En cuanto al aforo, la normativa regional establece un aforo máximo del 75% en terrazas y al 50% en el interior.

De este modo, en cuanto a la instalación y ampliación temporal de terrazas extraordinaria decretada en el nivel de alerta 3 por el Gobierno municipal para contribuir al mantenimiento de este sector, se recuerda que con motivo del cambio de fase los establecimientos de hostelería deberán volver a la situación precedente al recuperarse la actividad en el interior de los locales.

Con respecto a este punto, el Grupo Municipal de Coalición Canaria-Unidos por Gran Canaria se ha pronunciado al respecto y ha rechazado rotundamente que el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria retire las terrazas de las aceras y calles en fase 2. "Esta ciudad es la primera en número de casos activos de COVID-19, con 1.853 casos más que Santa Cruz de Tenerife, la segunda con más incidencia. Se ha demostrado que los contagios al aire libre son casi inexistentes, por lo tanto, reducir terrazas no es una opción. Además es una medida que Telde, gobernada por Coalición Canaria, está llevando a cabo desde que se decretó el estado de alarma y  el área de urbanismo en San Bartolomé de Tirajana, gobernada también por Coalición Canaria, va a permitirlo durante la fase 2. Se trata de una medida temporal para aliviar la dura situación económica de los hosteleros y evitar los contagios", ha indicado su portavoz, Francis Candil.

En las terrazas u otros espacios al aire libre dependientes del establecimiento queda prohibida, según ha señalado el Ayuntamiento en una nota de prensa, las actividades que propicien no mantener la distancia de seguridad interpersonal o no usar mascarillas. Asimismo, la hora de cierre de dichos locales debe ser antes de las 23:00 horas.

En cuanto al aforo entre no convivientes, en espacios públicos y privados, se limita la permanencia de grupos de personas a un máximo de seis, salvo en el caso de convivientes. Si el grupo incluye tanto personas convivientes como no convivientes no excederá de seis personas.

El Consistorio capitalino, que mantiene activo el Plan de Emergencias y Seguridad Municipal, Pemulpa, podrá modificar las medidas en función de la evolución de la pandemia, siguiendo en todo momento las indicaciones de las autoridades sanitarias.

Desde el Ayuntamiento se recuerda que el Gobierno de Canarias modifica también a partir de este lunes la limitación de libertad de circulación de las personas en horario nocturno entre las 23:00 horas y las 6:00 horas.

Dispositivo policial

De forma paralela, la Policía Local mantiene el dispositivo especial de vigilancia para garantizar el cumplimiento de las normas establecidas para hacer frente al virus, tales como el correcto uso de la mascarilla o la reducción de los aforos, así como controlar que no se produzcan aglomeraciones y concentraciones.

Las sanciones por incumplir las medidas oscilan entre los 100 euros y los 60.000 euros.  

De este modo, se continuará reforzando la presencia de Policía Local en las zonas en las que se prevé mayor afluencia, tal y como lo ha hecho desde que se inició la crisis sanitaria.

El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria hace un llamamiento a la responsabilidad y colaboración ciudadana en el cumplimiento de las medidas de seguridad y reitera la necesidad de extremar las medidas de autoprotección, el mantenimiento de la distancia física, el uso obligatorio de la mascarilla y la higiene continua de las manos. Asimismo, se recuerda que el éxito frente al virus para por mantener el esfuerzo y la responsabilidad colectiva.

La capital retira las terrazas de las aceras y calles permitidas en fase 3
Comentarios