viernes 14/5/21

Ocho principios para la integración de una alimentación saludable

La alimentación que contribuye a nuestro bienestar cuando nos enfermamos es la misma alimentación que promueve la salud cuando estamos sanos. Te dejamos aquí ocho principios a seguir para que tu alimentación te aporte vitalidad y salud

Respetar estos ocho principios hace más fácil la integración de una alimentación saludable
Respetar estos ocho principios hace más fácil la integración de una alimentación saludable

Como cada sábado, hoy queremos facilitarte aquí unos consejos para que sigas fortaleciendo tu salud a través de los alimentos y tu estilo de vida. En esta ocasión, vamos a hablarte sobre ocho principios muy claros y sencillos que resultan básicos a la hora de cuidar nuestra salud.

Estos principios fueron descritos por el Dr. Colin Campbell, en su libro "El Estudio de China", donde se reflejan los resultados de más de cuarenta años de investigaciones de campo, comparando las dietas de las poblaciones de China y EEUU.

En este libro, el Dr. Campbell y su equipo de investigación concluyeron que la alimentación es uno de los factores clave a la hora de que se manifiesten o no las diferentes patologías.

En palabras del propio Campbell, “hay una dieta para contrarrestar todas estas enfermedades, y es una dieta basada en plantas y alimentos integrales”.

Recomendamos su lectura, ya que además del rigor científico que posee, está escrito con un lenguaje muy sencillo y claro, permitiendo a todo el mundo adentrarse en este mundo de la alimentación y la salud.

Aquí te compartimos sus ocho principios básicos:

Ocho principios para una alimentación saludable

Principio I: la nutrición representa las actividades combinadas de innumerables sustancias alimenticias. El todo es más que la suma de sus partes.

Principio II: los suplementos vitamínicos no son una panacea para la buena salud.

Principio III: prácticamente, no existen nutrientes en los alimentos de origen animal que no puedan proporcionarnos las plantas de una forma más sana.

Principio IV: los genes, por sí solos, no determinan la enfermedad. Funcionan únicamente cuando son activados, o expresados, y la nutrición desempeña un papel esencial para determinar cuáles son los genes expresados, sean favorables o desfavorables.

Principio V: la nutrición puede controlar sustancialmente los efectos adversos de los compuestos químicos tóxicos.

Principio VI: la misma nutrición que previene la enfermedad en sus estados tempranos (antes del diagnóstico) puede también detenerla o revertirla en sus estadios más avanzados (después del diagnóstico).

Principio VII: la nutrición que es beneficiosa para una enfermedad crónica promoverá la buena salud en general.

Principio VIII: la buena nutrición promueve la salud en todas las áreas de nuestra existencia. Todas las partes están interconectadas.

Estos principios nos llevan a replantearnos algunas cuestiones. Por ejemplo: si cuando estamos enfermos nos restringen algunos alimentos, o tenemos claro que ciertos productos no podemos tomarlos porque empeorarán nuestro cuadro, pero esos mismos alimentos o productos los tomamos regularmente cuando no manifestamos síntomas…¿Será que su consumo diario terminará enfermándonos también? ¿Te lo has planteado alguna vez, querido lector?

Recuerda que tu estilo de vida y tu alimentación tienen la capacidad de determinar la expresión o no de la mayoría de enfermedades. Por eso te animamos a seguir integrando cada día una alimentación antiinflamatoria, consciente y energética.

¿Qué te han parecido estos principios? ¿Te animas a integrarlos en tu día a día?


Suso Valcárcel y Flor Fernández

Coaches de salud integral, expertos en nutrición natural y consciente

Fundadores de Hygemon y del programa C.I.S.E.

http://www.hygemon.com

Ocho principios para la integración de una alimentación saludable
Comentarios