miércoles. 10.08.2022

¿Salud? ¡Es lo natural! Descubre cómo mantenerla

La salud es el estado natural de todo ser vivo. Es por eso que, si le proporcionamos a nuestro organismo las condiciones adecuadas, podrá poner en marcha sus fuerzas innatas de autocuración

¿Salud? ¡Es lo natural! Descubre cómo mantenerla
¿Salud? ¡Es lo natural! Descubre cómo mantenerla

Con este artículo quiero recordarte un concepto básico pero muchas veces olvidado: la salud es nuestro estado natural.

No tenemos que hacer grandes proezas para alcanzar la salud. Si no que la salud es (o debería ser) nuestro estado natural.

Es por eso que nuestro organismo, ante la aparición de síntomas o enfermedad, siempre actúa tendiendo a recuperar ese equilibrio perdido.

Piensa en un hueso roto... ¿Quién lo regenera? ¿Gracias a qué condiciones?

¿Te tomas un "regenerador de huesos" para sanar… o le permites a tu organismo que despliegue su potencial reparador y regenerador para soldar ese hueso roto?

¿Piensas que no puede ocurrir lo mismo con otros síntomas o patologías que tengas?

¡Claro que sí! Pero para que esto suceda, el organismo necesita contar con ciertas condiciones que le permitan desplegar todo su potencial regenerador innato.

¿Te preguntas qué condiciones son esas y cómo generarlas?

Bueno, como puedes imaginarte, son varios los factores que permiten que nuestro organismo funcione adecuadamente.

Y para crear y mantener esas condiciones, será necesario tener energía y prestar atención por igual a diferentes aspectos de nuestra vida, como la nutrición, las emociones y los hábitos.

¿Salud? ¡Es lo natural! Descubre cómo mantenerla
¿Salud? ¡Es lo natural! Descubre cómo mantenerla

Es importante comenzar por facilitar la depuración natural que se produce en nuestro organismo cada día, a través de una alimentación más consciente y antiinflamatoria.

De esta manera, permitiremos que las tareas diarias de eliminación y regeneración se lleven a cabo correctamente en nuestro cuerpo.

Y para conseguirlo, es vital integrar un porcentaje mayoritario diario de alimentos de baja carga digestiva y alto valor nutricional, como las frutas y las verduras crudas.

De esta manera, proporcionamos las condiciones adecuadas para que nuestro cuerpo funcione adecuadamente sin dejar de comer y sin pasar hambre.

Además, integrar una nutrición más consciente y antiinflamatoria libera nuestra carga digestiva y esto hace que nos quede energía disponible para otras funciones vitales.

Con energía es más sencillo integrar herramientas que nos permitan gestionar nuestras emociones y nuestro estrés de una manera más realista y sin que nos desborde.

Así mismo, también facilitamos el cambio hábitos, ya que al tener energía y el cuerpo limpio y regenerado cada día, nuestras elecciones irán en mayor coherencia con lo que somos y queremos ser.

Y entonces, repetiremos acciones que nos lleven a ese estado de salud natural. Y podremos, además, seguir integrando diferentes herramientas que nos permitan sostener este cambio en el largo plazo.

Recuerda: "... con las condiciones adecuadas, el organismo es capaz de curarse a sí mismo..."

¡Nos vemos en el próximo artículo!

 

Flor Fernández

Técnica superior en dietética y Coach integral de salud

https://linktr.ee/florfdez

¿Salud? ¡Es lo natural! Descubre cómo mantenerla
Comentarios