viernes 22/1/21

La mujer embarazada y su erótica

Si es o no deseable una mujer embarazada es una cuestión que se ha ido superando y que depende de cada persona. La mujer en su estilo premamá sigue siendo mujer,  sigue sintiendo deseos y siendo deseada. Rut Mónica Díaz

La mujer embarazada y su erótica
La mujer embarazada y su erótica

La sociedad ha ido cambiando y con ella, la forma de mirar ciertos momentos por los  que pasa la mujer a lo largo de su vida. Uno de ellos es el embarazo. Si antes se miraba a la mujer embarazada desde el tabú sexual, con algún tono de sacrificio, posible culpa, según las circunstancias, mujer abnegada y cumplidora, mujer que lleva dentro una vida que debe cuidar. En ocasiones se le trataba más como una enferma que como una mujer que engendraba vida. Por suerte, y poco a poco, esa visión ha ido cambiando y matizándose con un tono positivo.

Ahora, una mujer embarazada vive su vida de la forma más natural que el embarazo le permita. Hay distintos tipos de embarazos, con más o menos riesgo, y en función de ello será su forma de llevarlo. Si preguntase "¿Te parece deseable una mujer embarazada?", las respuestas serían muy variadas. Y ahí estaría una parte importante de este tema. El que sea deseable depende de la persona que la mire y eso no implica que ella no siga deseando las mismas vivencias eróticas que antes del embarazo o que, incluso, de repente se plantee otras, nuevas o diferentes.

A pesar de los cambios hormonales, del cansancio, de la manera en la que repercute el embarazo en la mujer, ella puede seguir sintiendo deseos.  La pareja de esta mujer embarazada puede sentir también variación en sus deseos. Si ha sabido adaptarse a la transformación de la mujer durante el embarazo, si acepta el cambio en su cuerpo, sus posibles alteraciones hormonales, su irritabilidad, su cansancio, ¿de qué hablamos ahora? De reconectar esa erótica. Las circunstancias han cambiado, en consecuencia, hay cambios en la pareja y ¿qué sucede? Fácil, que hay que adaptarse a la nueva situación y, para ello, es necesario pasar de nuevo por una comunicación activa y empática.

Aquí la pareja tiene una nueva oportunidad para conectar en todos los planos. Se trata de adaptarse a otro momento de sus vidas, no es sólo lo que está por llegar. Lo más importante, si cabe, es el abordaje de lo que está sucediendo ahora. Si como pareja ese embarazo se lleva en equipo, esa erótica se sustenta con comunicación sobre posibles cambios en gustos, en posturas, en fases del encuentro, en formas de encuentro, en todo lo que sucede antes y después, esa pareja disfrutará sumergida en un trio precioso y satisfactorio. Recuerden que en ese encuentro también hay una vida o dos más que están nutriéndose de esas sensaciones vividas por la mamá, así que… hay que poner todo el empeño posible para que sean satisfactorias, vividas y sentidas al máximo.

Este es un ejemplo e invitación para disfrutar de los encuentros eróticos en cualquier circunstancia de la vida, sólo depende de los implicados. Así que… ¡sigan fluyendo y poniéndole humor a todo!

 

Rut Mónica Díaz

Sexóloga

@keepcalmmamaessexologa

La mujer embarazada y su erótica
Comentarios