miércoles 8/12/21

¿Qué tal si hablamos de sexualidad?

¿Cómo experimento y vivo mi realidad de hombre o mujer? ¿Cómo me siento orientado hacia los hombres o las mujeres que están a mi alrededor? Hablemos, pues, de sexualidad con nuestra sexóloga Rut Mónica Díaz

IMG_1417
¿Qué tal si hablamos de sexualidad?

La sexualidad transmite o hace saber cómo los sujetos se viven así mismos y a los otros que también son sexuados. ¡Ya está esta mujer otra vez enredando! No, a ver … Se es hombre o mujer por razón de sexo, ¿verdad? Pues la sexualidad hace referencia a la manera peculiar de ser el hombre o la mujer que soy.

Hablar de sexualidad se puso de moda y varios conceptos han sido mal entendidos o utilizados. No pasa nada, sólo hay que profundizar yendo más allá del morbo o del vicio, porque éstos no dejan de ser una parte de los sujetos de uno y otro sexo. El concepto de sexualidad como el de sexo tienen que soportar muchas veces ser encasillado desde la mirada de la moral con la etiqueta del bien o del mal y así una serie de calificativos que restan el valor, estima y aprecio que nos debemos.

Cada persona tiene una manera de vivir el hecho de ser mujer u hombre y también cómo sentirse orientado hacia los hombres o las mujeres que le rodean. ¿Puedo ser mujer y sentirme atraída por otra mujer? Sí, en este caso me estás hablando de la orientación de tu deseo. ¿Puedo ser hombre y no sentirme atraído por una mujer pero sí por otro hombre? Sí, tu sexualidad la decides tú y la vas definiendo mientras vives, con las decisiones que vas tomando. ¿De qué dependen esas decisiones? De muchas variables, resumidas en tu forma de ser y estar en la vida.

Estos ejemplos nos muestran distintas orientaciones del deseo. Cuando hablamos de la orientación del deseo nos referimos a la forma en que un sujeto se siente atraído hacia otro determinada por el deseo natural. Las denominaciones para estos matices son: orientación heterosexual, cuando el deseo o erotismo está focalizado hacia personas de sexo distinto al nuestro; orientación homosexual cuando el deseo o erotismo está focalizado hacia personas del mismo sexo; orientación bisexual, cuando el deseo o erotismo está focalizado hacia personas de igual o distinto sexo.

Al igual que la vida está en continuo cambio, la sexualidad también. No es lo mismo hablar de la sexualidad que desarrollamos y expresamos en la infancia que en la adolescencia o en la adultez. Cada una de estas etapas de la vida debe ir acompañada de una comprensión y experiencias distintas. De este tema hablaremos más profundamente, pero te adelanto por ejemplo, que si tienes hijos pequeños puedes notar en ellos unas tremendas ganas de conocer su cuerpo, de tocárselo, de descubrirse y, a la vez, ponerlo en comparación con el otro, el otro puede ser del mismo o de otro sexo. Es importante este acompañamiento ya que, las nociones que le das a un niño sobre la aceptación, respeto y cuidado de él y de los otros, es ésa educación sexual que puedes empezar desde casa. Sólo contestando a sus demandas como lo haces sobre otros temas ya estás ayudándoles a dar valor a la sexualidad y poderla vivir y expresarla con total naturalidad. Nos vemos en breve hablando de la erótica, mientras… Disfruten de la sexualidad y acompañen todo de una pizca de humor.

 

Rut Mónica Díaz

Sexóloga

@keepcalmmamaessexologa

¿Qué tal si hablamos de sexualidad?
Comentarios